lunes, 6 de junio de 2011

Julius Kirche II

Y seguimos encontrando cosas en el contenedor de VHS para reciclar. Aquí vemos a nuestro heroe, a bordo de un platillo volante, secuestrado por alienígenas, obligado a cantar poco antes de ser examinado rectalmente.
Por cierto: el texto en la lengua de Goethe no tiene nada que ver con el original. La próxima semana: El Cant dels Ocells en ukraniano, idioma en el que lleva el título "Vaya par de melones tiene Ludmila"

No hay comentarios:

Publicar un comentario